¿Podrá la ley protegernos del ‘ransomware’?

¿Podrá la ley protegernos del ‘ransomware’?

LexLatin.

Cuarta parte de una serie de artículos escritos por nuestro asociado, Francisco Aravena, sobre las últimas tendencias tecnológicas y sus aspectos legales pendientes. En esta ocasión, el abogado de SILVA y máster en nuevas tecnologías, vuelve al debate con una interrogante más vigente que nunca: ¿Podrá la ley protegernos del ‘ransomware‘?

En este escenario, Aravena recuerda los alcances del mayor ciberataque ocurrido en la historia provocado por el ransomware WannaCry, además de recalcar cómo la ciberseguridad se ha transformado en una prioridad máxima para las empresas nacionales e internacionales.

A continuación, en qué está actualmente el Gobierno de Chile y algunas claves para entender este fenómeno de alcance mundial.

El artículo completo en http://lexlatin.com/opinion/podra-la-ley-protegernos-del-ransomware/

Crédito: www.lexlatin.com


¿Podrá la ley protegernos del ‘ransomware’?

Por: Francisco Aravena Riveros

Muchos informáticos y personas asociadas al mundo de las tecnologías de la información recordarán con dolor de cabeza el 12 de mayo de 2017, cuando el mayor “ciberataque” ocurrido en la historia afectó a más de 230.000 computadores en más de 150 países, teniendo como principales víctimas a las bases de datos de importantes empresas multinacionales. El responsable: el ransomware WannaCry, un software malicioso que cifra o encripta información o datos de empresas y personas, y que exige del pago de una determinada recompensa para la recuperación de dicha información.

El pago de la recompensa generalmente se solicita por intermedio de una transferencia de criptomonedas – más específicamente a través de bitcoins – dada la posibilidad que brinda esta divisa de mantener la identidad del receptor de los depósitos en el anonimato, o al menos de dificultar su identificación.

En los últimos años la ciberseguridad pasó de ser un tema que solamente era conocido en películas de hackers y cyberpunks, a una preocupación de prioridad máxima en las empresas. Tanto es así que en abril de este año Chile ratificó el Convenio de Budapest sobre ciberdelincuencia, el cual ha motivado que el Gobierno chileno haya comenzado a preparar un proyecto de ley para adecuar las normas de la Ley N° 19.223 sobre ciberdelitos a las exigencias asumidas en virtud del convenio.

Lo anterior se traduce en que además de los ya existentes cuatro delitos informáticos tipificados en la Ley N° 19.223, se agregarán ocho más: captar visual y sonoramente información sin consentimiento; difundir este material; producir programas o dispositivos para cometer delitos; difundir información de un sistema informático; manipular claves confidenciales y de datos codificados en una tarjeta; usar programas o dispositivos para vulnerar la integridad de datos; alterar o dañar sistemas; la alteración de datos para acceder a un sistema.
Varios de aquellos tipos penales podrán ser imputados en contra de quienes resulten responsables de virus computacionales del tipo ransomware.

Como podemos concluir, los años que vienen estarán llenos de desafíos, tanto técnicos como legales. Las nuevas tendencias tecnológicas demuestran que nuestra sociedad no se detiene y que es necesario que estemos preparados para vivir en un mundo cada día más complejo y digitalizado.